9 de marzo de 2009

CUESTIÓN DE PERSPECTIVA


Einstein era, en realidad, un oscuro auxiliar de la oficina de patentes suiza que publicaba artículos de física en sus ratos libres y que nunca destacó en los estudios. Y Galileo, un autodidacta que no llegó a obtener el diploma universitario y vivió al margen de las reglas sociales y religiosas de la época. A priori podría parecer que sus aportaciones al mundo de la ciencia tienen entonces un mayor mérito por el "handicap" de su situación personal pero, para Thomas Kuhn, esto se convierte precisamente en una ventaja, ya que al no provenir de "ambientes contaminados" por la "ciencia oficial" desarrollan una mayor capacidad para ver lo que otros no pueden ver. En su libro Estructura de las revoluciones científicas, Kuhn sostiene que la ciencia no avanza, como tradicionalmente se creía, de forma lineal como resultado de un proceso de acumulación de datos, inventos y descubrimientos, sino que periódicamente se produce un cambio de paradigma que constituye el motor del progreso científico. Según él, pues, cuando un investigador llega a la comunidad científica asume un "paradigma", un modelo o patrón a seguir no sólo para la resolución de los problemas, sino también de las técnicas e instrumentos para llevarlo a cabo. Esta investigación es la "ciencia ordinaria" pero los grandes descubrimientos proceden habitualmente de la "ciencia no ordinaria", la que desarrollan personas ajenas o disidentes- como Einstein o Galileo- que son capaces de romper el paradigma para sustituirlo por otro nuevo.


Se trata de una idea muy atractiva porque en el ámbito científico permite romper con el esquema preconcebido de una verdad absoluta que debe alcanzarse; no hay verdades inmutables, simplemente caminos de conocimiento que se van abriendo cuando se enfocan con la perspectiva adecuada. Y tiene, además, múltiples aplicaciones prácticas, como por ejemplo en estrategia empresarial donde el "efecto paradigma" se usa para revisar las ideas sobre las que tendemos a instalarnos y estar atento a las innovaciones necesarias para anticiparse a los competidores. En todo caso, siempre es sugerente reflexionar sobre los filtros con los que percibimos la realidad y cómo condicionan nuestra manera de pensar y de actuar. Os propongo un pequeño ejercicio en relación a los esquemas con los que funcionamos habitualmente. Se trata de buscar el número que continúa la serie:


2-10-12-16-17-18-19.....






1 comentario:

JM Lorite dijo...

Pienso en lo que Marian escribe sobre los cambios paradigmáticos adaptado en lo cotidiano. Probar nuevos enfoques de nuestro mirar, enfrentarnos a los problemas con un ánimo creativo, descubrir quizás nuevas realidades allí donde creíamos haberlo visto todo... y sí, tengo la solución a la serie numérica... como cabía de esperar, la cosa tenía que ir de letras y no de números

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...