29 de octubre de 2014

Capítulo 6/7 > Interferencia

El funcionamiento de la máquina había contado desde el principio con la seguridad de que, modificados los eventos adversos previstos, el universo presente no era tocado por aquel nuevo pasado sino que discurrían ambos de manera paralela e independiente aunque, para sorpresa y sospecha de todos, esos dos universos no llegaban a separarse drásticamente y, lo que era peor, grandes y funestos sucesos se produjeron en el pasado aun siendo informado por el futuro, un futuro cuyo gobierno no acababa de explicar del todo como había podido obviar esa información.

Por si esto fuera poco, desde que "el puente" estuvo operativo, se habían sucedido una gran cantidad de incoherencias y vacíos comunicativos.

La máquina no era fiable y, para algunos, no era ética. Hubo incluso quienes pusieron en duda su propia función: los autodenominados "Contraconspiracionales", habitantes en el presente-pasado, sostenían que no existía un futuro comunicador sino un sistema de inteligencia atificial canalizando la angustia de los individuos hacia los deseos del gobierno mundial.

En el presente-futuro, los "excépticos" no entendían el alto coste del funcionamiento de la máquina para su baja eficiencia (para su presente y para un pasado no muy reconciliable ni cercano).

Sólo los "maquinistas" defendieron hasta el final las comunicaciones temporales, alegando los millones de casos en los que su uso había salvado vidas o paliado problemas.

El 31 de agosto de 2065 dejó de estar operativa la máquina, cesando con ello toda comunicación temporal.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...