6 de septiembre de 2012

Y sí, conseguí dormirlas a todas

Descubro, a través de una entrada en Facebook del perfil de Jordi Savall, (violagambista, director de orquesta y musicólogo español, especializado en música antigua) la existencia de Alia Vox, el sello discográfico creado por Montserrat Figueras y él mismo en 1998. La portada del site ofrece una canción que me pareció preciosa y que me llevó al disco del que forma parte: "LE ROYAUME OUBLIÉ. La Tragedia Cátara. La Cruzada Albigense".

Mientras cenamos, recuerdo esta canción y le propongo a mi familia de mujeres escucharla, y con ella, la historia que recupera el disco: cátaros, matanzas político y religiosas, y un reino, el de Occitania (qué sería del apalabrados sin su "oc"), donde Al Andalus convive con Bizancio y los trovadores florecen; también las trovadoras, como la misteriosa condesa Beatriz de Día cuyo cantar interpreta, de manera magistral, Montserrat Figueras.

escuchar A chantar m'er de so 

Como quiera que las veo aburridas mientras hablamos de música bizantina, busco la proyección que para el 1100 aniversario del Reino de León hiciera Xavier de Richemont; la habíamos visto hacía tan solo unos días (sobre ese bellísimo soporte que es la basílica de San Isidoro de León) y para ella, Xavier había compuesto una música con reminiscencias bizantinas también. Quería recuperar su atención con algo conocido; sin éxito.

ver y escuchar ahora el comienzo de esa proyección

Quería meterlas en ambiente y debía recurrir a quien no pudiera fallarlas; con la excusa de la fusión entre oriente y occidente, me vino a la memoria las palabras de Avishai Cohen en aquel estupendo programa que fue Entre2aguas, dirigido por Javier Limón: cuenta como Paco de Lucía le habló de la enorme influencia judía sefardí para el flamenco. Y buscando en Youtube la rumba "Entre dos aguas" del mismo Paco de Lucía que convirtió el cajón peruano ya para siempre en el cajón flamenco, doy con versiones cada una distinta de la otra, hasta tal punto que dejo de buscarla y disfruto de alguna que no conocía, como esta a duo con Larry Coryell:

escuchar esta versión de "Entre dos aguas"

No abundé más porque no había clima, pero yo sí recordaba una espectacular intervención de Husnu Senlendirici en aquel programa de Javier Limón:

visiona (si quieres, a partir del minuto 23) la intervención de Husnu Senlendirici en el programa de "Entre2aguas"

Toda esa música, con sus voces melismáticas y sus instrumentos sin trastes, ritmos rotundos y primigenios, de melodías continuas y armonías tan atractivas para mí me dibujan un "Oriente" conceptual, vasto por desconocido, una música que me llevaba a pensar en si no compartiría los mismos recursos de choque, tan extraños para occidente, que la casa tradicional japonesa, haciendo sufrir la entrada de la luz, sometida por sus largos aleros, atenuada por las paredes de papel para ser finalmente recuperada en el tenue brillo de una laca dorada al fondo de una habitación en sombra...

Y no es que haya estado en Japón, es que hace unos días que leí "El elogio de la sombra", el delicioso libro de Junichiro Tanizaki. Libro que, me apuesto sin saberlo, tuvo que haber leído el Chillida que también leyera (eso sí es conocido) "Zen en el arte del tiro con arco"; y es que del mismo modo que Tanizaki describe el camino por el que Oriente dibuja su belleza, Chilllida se acerca a ella: buscando la luz en la sombra y el vacío en la acumulación de materia. O como aquella música, también telúrica y ancestral, oscura y luminosa, flujo de voz y golpe de latido.

Pero es tarde y se acaba la noche; mientras escribo, suena el disco de flamenco jazz "Desvaríos" de Jorge Pardo y El Bola y me hace gracia reconocer en esos desvaríos los míos.

Y sí, conseguí dormirlas a todas.


No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...